¿Qué es una consulta en base de datos?

Empecemos por responder la pregunta principal ¿qué es una consulta en base de datos? Una consulta sirve para extraer información de una base de datos. Permite manipular datos: agregar, eliminar y cambiar. Así es como usaremos esta palabra.

Sin embargo, no solo hay que escribir una “solicitud” aleatoria. Debes escribir tu consulta basándote en un conjunto de códigos predefinidos, de modo que tu base de datos pueda entender la instrucción. Nos referimos a este código como el lenguaje de consulta.

El lenguaje estándar para la gestión de bases de datos es el Lenguaje de Consulta Estructurado (SQL, Structured Query Languaje). Si bien es cierto que SQL es la opción más popular entre los programas de bases de datos, definitivamente no es la única. Otras opciones son AQL, Datalog y DMX.

Importante! Recuerda que SQL no es lo mismo que MySQL: el primero es el lenguaje de consulta, el segundo es el software que usa ese lenguaje. 

Este artículo explicará cómo funciona una consulta, ejemplos de consultas y cubrirá los pasos para escribirlas en la base de datos.

Consiste en una petición de información a una base de datos. La petición debe venir en una tabla de la base de datos o en una combinación de tablas utilizando un código conocido como lenguaje de consulta. De este modo, el sistema puede entender y procesar la consulta en cuestión.

¿Cómo funciona una consulta?

Digamos que quieres pedir un Café Americano en una cafetería. Haces una solicitud diciendo «¿Un Americano por favor?». El encargado comprenderá el significado de tu solicitud y te dará el producto solicitado.

Una consulta funciona de la misma manera; le da sentido al código utilizado en cualquier lenguaje de consulta. Ya sea SQL o cualquier otro, tanto el usuario como la base de datos pueden intercambiar información en cualquier momento, siempre que «hablen» el mismo lenguaje.

De igual forma, una base de datos bien diseñada almacena los datos en varias tablas. Las mismas están formadas por columnas que contienen los atributos de los datos, junto con filas o registros de información. Una consulta ayuda a recuperar los datos de las distintas tablas, ordenarlos y mostrarlos según los comandos.

Una consulta puede ser una selección, una acción o una combinación de ambas. Las consultas de selección pueden recuperar información de las fuentes de datos, y las de acción sirven para manipular los datos, por ejemplo, para añadirlos, modificarlos o eliminarlos.

Los usuarios avanzados también pueden utilizar los comandos de consulta para realizar diversas tareas de programación, desde la creación de usuarios de MySQL y la concesión de permisos hasta la modificación de las URL de WordPress en las bases de datos de MySQL.

A continuación se muestran algunos de los comandos de consulta más comunes junto con sus funciones:

  • SELECT – Obtener datos de la base de datos. Es uno de los comandos más populares, ya que todas las peticiones comienzan con una consulta select.
  • AND – combina datos de una o más tablas.
  • CREATE TABLE – construye diferentes tablas y especifica el nombre de cada columna que contiene.
  • ORDER BY – ordenar los resultados de los datos numérica o alfabéticamente.
  • SUM – resume los datos de una columna concreta.
  • UPDATE – modificar las filas existentes en una tabla.
  • INSERT – añadir nuevos datos o filas a una tabla existente.
  • WHERE – filtrar datos y obtener su valor en función de una condición establecida.

Para obtener más variaciones, combina algunos de los comandos anteriores. Por ejemplo, combina la consulta SELECT con otros comandos como AND o SUM para agregar datos o combinar resultados.

Además de utilizar el lenguaje de consulta para solicitar información a una base de datos, existen otros métodos:

  • Uso de los parámetros disponibles: Por defecto, el software de la base de datos tiene listas de parámetros que los usuarios pueden definir según sus necesidades. Estos parámetros se ocupan del intercambio de información entre las funciones definidas por el usuario (UDF) y los procedimientos almacenados (SP).
  • Consulta mediante ejemplo (QBE-Query by Example): Las bases de datos relacionales utilizan un lenguaje gráfico de consulta. El sistema te mostrará un conjunto de códigos con algunas áreas en blanco, en las que puedes escribir y especificar los campos y valores de tus datos. Así, en lugar de escribir sentencias SQL completas, el usuario puede rellenar las áreas en blanco.
  • Instalación de plugins de base de datos. Una solución ideal para los principiantes: los plugins permiten a los usuarios realizar varias tareas de la base de datos, incluidas las consultas, con sólo unos pocos clics. Además, algunos plugins vienen con funciones de optimización para garantizar el mejor rendimiento.

Además de las bases de datos, los motores de búsqueda también pueden consultar y recuperar información. Sin embargo, el término consulta en estas dos tecnologías difiere.

La consulta de búsqueda en la web se refiere a las palabras clave que los usuarios escriben en el motor de búsqueda, mientras que la consulta en la base de datos es una acción concreta para realizar una solicitud de información.

Ahora que entiendes los fundamentos básicos de las consultas, vamos a estudiar varios términos estándar que puedes encontrar al consultar una base de datos:

  • Cadena de consulta – parte de la URL para pasar las peticiones de la web a la base de datos.
  • Parámetros de consulta – elementos que se adjuntan al final de una URL para especificar una consulta concreta en la base de datos.
  • Plegado de la consulta – se refiere a un proceso en el que el Power Query está habilitado para transformar cálculos complejos para optimizar la consulta.
  • Contención de consultas – ocurre cuando una consulta está contenida en otra, si es independiente de los valores de los datos almacenados.

Lenguajes de consulta

Como ya hemos visto, la elección de la base de datos y de su lenguaje es crucial cuando se trabaja con consultas. Además de SQL, existe otro tipo de base de datos llamada NoSQL (Lenguaje de Consulta No Estructurado). La principal diferencia entre ambas es la estructura de datos.

Las bases de datos SQL son relacionales y utilizan esquemas predefinidos que requieren que especifiques su estructura de datos. Por otro lado, las bases de datos NoSQL son no relacionales y tienen esquemas dinámicos para los datos no estructurados.

En cualquier caso, tanto SQL como NoSQL ofrecen opciones aplicables. Una base de datos SQL es una gran opción para una estructura de datos compatible con ACID. Por el contrario, si tienes documentos no estructurados, valores clave o gráficos, una base de datos NoSQL puede ser una opción ideal.

Ejemplos de consulta

Antes de adentrarnos en los ejemplos, a continuación se exponen las principales ventajas de utilizar una consulta:

  • Revisar los datos de varias tablas simultáneamente.
  • Filtrar los registros que sólo contengan ciertos campos y de determinados criterios.
  • Automatizar las tareas de gestión de datos y realizar cálculos.

Ahora supongamos que has recolectado algunos datos de una encuesta. A continuación se muestra un fragmento de tus datos. Ten en cuenta que para este ejemplo utilizaremos una base de datos SQL.

Fuente de datos: Participantes (Nombre de la tabla)

IDNombreSexoEdadOcupación
1JuanMasculino17Estudiante
2PedroMasculino26Desempleado
3SaraFemenino34Profesora
4MaríaFemenino34Desempleado

Seleccionar sólo las columnas «Nombre» y «Ocupación» de la tabla «Participante»

Este ejemplo muestra cómo crear una consulta de selección que sólo devuelva el valor de Nombre y Ocupación. La declaración SQL debería ser algo así:

SELECT Nombre, Ocupación FROM Participantes

La declaración anterior filtra datos específicos de la tabla. Esto generará la siguiente tabla de resultados:

NombreOcupación
JuanEstudiante
PedroDesempleado
SaraProfesora
MaríaDesempleado

Para seleccionar otros tipos de datos de la tabla, cambia las variables en consecuencia.

Eliminar los datos de los encuestados desempleados

La consulta DELETE sirve para eliminar registros existentes de determinadas tablas. En este ejemplo, vamos a eliminar los registros de Desempleados utilizando la siguiente declaración:

DELETE FROM Participantes WHERE Ocupación = ‘Desempleado’

Pulsa intro, y esto eliminará los registros respectivos y mostrará este resultado:

IDNombreSexoEdadOcupación
1JuanMasculino17Estudiante
3SaraFemenino34Profesora

Insertar una nueva fila que contiene un participante llamado Mario

En un escenario más amplio, la consulta INSERT INTO inserta datos en la base de datos MySQL a través de MySQLi y del objeto de datos PHP. Sin embargo, este ejemplo mostrará cómo utilizar la consulta para añadir una nueva fila a una tabla de la base de datos.

Hay dos formas diferentes de incorporar esta sentencia SQL:

  1. Si vas a añadir nuevos valores y campos, especifica todos los elementos. Por lo tanto, la declaración tendrá el siguiente aspecto:
INSERT INTO <em>table_name</em> (<em>column1</em>,<em> column2</em>,<em> column3</em>, ...)
VALUES (<em>value1</em>,<em> value2</em>,<em> value3</em>, ...);
  1. Si sólo vas a añadir nuevos valores a todas las columnas existentes, utiliza la siguiente declaración:
INSERT INTO <em>table_name</em>
VALUES (<em>value1</em>,<em> value2</em>,<em> value3</em>, ...);

Cambiar la ocupación de Sara a «Directora»

Para modificar los registros existentes en una tabla, utiliza la consulta UPDATE. Mientras tanto, para especificar qué filas se van a actualizar, utiliza la consulta WHERE.

En este caso, vamos a modificar la ocupación de Sara a Directora. Así, la sentencia SQL será:

UPDATE Participantes SET Ocupación = ‘Directora’ WHERE ID = ‘3’

La consulta se ejecuta para actualizar la fila 3 en el valor especificado y muestra la siguiente salida:

IDNombreSexoEdadOcupación
1JuanMasculino17Estudiante
2PedroMasculino26Desempleado
3SaraFemenino34Directora
4MaríaFemenino34Desempleado

Resumiendo: ¿Qué es una consulta en base de datos?

Una consulta puede ser de selección o de acción: las consultas de selección seleccionan partes de tus datos, mientras que las de acción manipulan los datos recuperados.

Una consulta también puede funcionar con la combinación de ambas acciones para realizar tareas más variadas, por ejemplo, para revisar, insertar, modificar o eliminar datos, así como para calcular y combinar datos de varias tablas.

Las consultas a bases de datos demuestran que manipular datos no tiene por qué ser complicado. La mayoría de los lenguajes de consulta son intuitivos y son fáciles de aprender una vez que se entienden algunas reglas básicas. Para quienes no se sientan cómodos codificando, pueden utilizar plugins de bases de datos o Consultas por ejemplo como alternativas.

Esperamos que este artículo haya arrojado más luz sobre la consulta de bases de datos y su funcionamiento. No dudes en dejar un comentario a continuación si sigues teniendo problemas con las consultas a la base de datos.

Author
El autor

Gustavo B.

Gustavo es un apasionado por la creación de sitios web. Se enfoca en la aplicación de estrategias SEO en Hostinger para España y Latinoamérica, así como la creación de contenidos de alto nivel. Cuando no está aplicando nuevos trucos en WordPress lo puedes encontrar tocando la guitarra, viajando o tomando un curso online.