Cómo empezar un negocio desde cero

Cómo empezar un negocio desde cero

Realizar un estudio de mercado exhaustivo y elegir la mejor estructura organizativa son sólo algunos de los pasos para iniciar un negocio desde cero.

Empezar un negocio es emocionante, pero puede suponer retos inesperados si no te preparas para lo que pueda venir.

En este artículo, te ofrecemos una guía de inicio paso a paso para los aspirantes a emprendedores sobre cómo empezar el negocio de sus sueños, desde el desarrollo de una idea de negocio hasta cómo mantener a tus clientes satisfechos.

1. Todo negocio comienza con una idea

Al formular una idea de negocio, empieza por determinar tus puntos fuertes, habilidades e intereses.

Elige algo que te apasione. La pasión te impulsa al éxito porque te permite comprometerte plenamente con tus objetivos a pesar de los obstáculos que puedas encontrar al empezar un negocio.

Por ejemplo, si te gusta escribir y enseñar, puedes convertir tus habilidades en un negocio exitoso creando contenidos educativos y cursos online.

Herramientas como Google Trends te ayudan a evaluar y validar tus ideas de negocio como posibles formas de ganar dinero por Internet. Te permite ver si la tendencia de tu mercado está creciendo o disminuyendo. Todo lo que necesitas es introducir palabras clave relevantes para tu negocio y los resultados mostrarán el interés de los usuarios del motor de búsqueda a lo largo del tiempo.

Observar los productos en tendencia puede ayudarte a determinar si se trata de una idea de negocio sostenible. Perfecciona y redefine continuamente la idea hasta que encuentres la más adecuada.

Una vez que tengas en mente productos o servicios específicos, elige el sector al que quieres dirigirte: investiga las empresas existentes, sus productos y el mercado objetivo que cubren.

Averigua cuáles son sus procesos actuales y detecta lo que les falta. Piensa en cómo podrías suplir esa carencia con un negocio que ofrezca un producto o servicio más valioso.

También puedes conocer a tus competidores realizando un análisis DAFO. Este te ayudará a formular estrategias de negocio para beneficiarte de sus experiencias.

Entiende lo que hacen bien, lo que hacen mal y evita cometer los mismos errores con tu nuevo negocio.

2. Estudio de mercado – Adaptar tu idea de negocio a tu público objetivo

El estudio de mercado es esencial, ya que proporciona información sobre las prácticas de la competencia, las preferencias de tus clientes potenciales, las tendencias del mercado, el comportamiento de los consumidores y los datos demográficos.

Empieza por saber quiénes son tus clientes. Crea buyer personas que reflejen a quienes van a comprar tu producto o servicio.

Un perfil de cliente bien diseñado puede revelar información sobre los comportamientos de compra de los consumidores. Puedes utilizar esta información para ayudarte a visualizar a las personas que comprarán tu producto o servicio, planificar tus campañas de comunicación y crear estrategias de marketing.

También te puede dar ideas para mejorar los productos existentes y encontrar nuevas soluciones para hacer frente a los retos específicos del mercado.

Recopila datos de los clientes

Una vez que tengas una imagen clara de tu público objetivo, es el momento de conocer sus características reales, sus retos y sus hábitos de compra.

Hay diferentes maneras de obtener datos de mercado antes de empezar un negocio. Una de ellas es determinar las opiniones de tu público sobre tus productos mediante encuestas en línea o debates en grupos de discusión.

Por ejemplo, Google Surveys recoge y analiza los datos de los usuarios. Una vez que hayas creado la encuesta y proporcionado información sobre tu público objetivo, Google Surveys buscará a las personas que coincidan con tus criterios, hará que rellenen la encuesta y te presentará los resultados en pocos días.

Página de Inicio de Google Analytics

Google Analytics es otra herramienta útil que te ayuda a conocer mejor a tus clientes, incluyendo la edad, el género y los intereses. Puedes instalar esta herramienta gratuita como un plugin en tu sitio web y ver esta información sobre las personas que visitan tu sitio.

Otra opción es contratar a una empresa de estudios de mercado que te ofrezca datos de investigación de expertos sobre tu mercado objetivo. Sin embargo, estos servicios pueden tener un costo más o menos elevado en función de tu ubicación.

Haz un resumen de los resultados

Para resumir los datos, hay que incluir el trasfondo del estudio, la lista de participantes y los resultados de la investigación. Tener toda la información organizada aportará contexto a los hallazgos y facilitará un desarrollo lógico de las ideas.

Organiza a los participantes en grupos separados para comprender mejor quién es tu público objetivo y qué busca en un producto o servicio.

Asegúrate de analizar la información recopilada y de evaluar cómo puedes utilizar tus resultados para crear una marca y un plan de negocio.

Prueba de concepto

La prueba de concepto (POC) es la validación de que tu idea de negocio es eficaz y comercialmente viable.

Por ejemplo, te propones producir un libro electrónico autopublicado. El objetivo de la prueba de concepto puede ser conseguir 10 pedidos anticipados de tu proyecto de escritura antes de la producción en masa.

Si logras que al menos 10 personas paguen por un libro no publicado, esto te dará la confianza para seguir escribiendo y produciendo.

Por lo tanto, una prueba de concepto es como una señal de confirmación para continuar con el desarrollo del producto. Una vez superada esta etapa, puedes pasar a la fase de producto mínimo viable (MVP).

3. Elaborar un plan de negocios

Para aprender cómo empezar un negocio, existen diferentes tipos de planes de negocio que debes tener en cuenta.

Todos ellos tienen objetivos diferentes, pero hacer un plan de negocios tradicional será más que suficiente para tu nuevo negocio.

Un plan de negocio tradicional aborda varios temas necesarios para financiar una empresa, calcular las proyecciones futuras y conectar con los clientes.

Suele incluir las siguientes secciones.

Resumen ejecutivo

Un resumen ejecutivo describe tu negocio, su visión, los problemas que busca resolver y las predicciones financieras.
Comienza con una declaración de la misión para explicar el propósito de tu negocio. Luego puedes mencionar la breve historia del negocio, el equipo directivo, la ubicación y el número de empleados para generar credibilidad.

Del mismo modo, los logros e hitos clave son necesarios para seguir el progreso del negocio y medir su éxito.

Opta por mostrar los productos y hablar de sus características y ventajas.

Si quieres atraer a los inversores a tu nuevo proyecto, también es recomendable incluir el historial financiero y las previsiones.

Por último, aprovecha la oportunidad para hablar de tus objetivos empresariales. Explica en tu plan de negocios cómo piensas hacer crecer tu empresa en los próximos años.

Descripción del negocio

Incluye el nombre de tu negocio y presenta a los propietarios en la descripción de la empresa.

Si buscas inversores, explica por qué tus productos son valiosos para tu mercado objetivo claramente definido.

Después, comenta brevemente lo que pretendes conseguir en un tiempo determinado, ya sea mantener las ganancias o aumentar la cuota de mercado.

Para demostrar tu deseo de triunfar, presenta tu plan de negocios junto con la fecha de inicio prevista y un plazo de 12 meses más o menos.

Indica también la estructura legal de tu empresa.

Por último, menciona los pasos necesarios previstos para alcanzar el éxito. Incluye una declaración de visión que presente los objetivos futuros de la empresa.

Productos y servicios ofrecidos

Explica detalladamente tus productos y servicios. Destaca cómo éstos cumplen con las necesidades de tus clientes.

Indica el ciclo de vida del producto en esta sección. Te servirá de guía a la hora de formular la estrategia del producto para alcanzar el éxito en el sector.

Además, si tu producto ya ha sido objeto de un estudio de mercado o de un análisis de la competencia, incluye los detalles y las conclusiones de tu plan de negocios.

Análisis de mercado

Realiza un análisis de mercado para conocer mejor el desempeño de tus competidores. Aprende más sobre sus puntos fuertes y analiza las tendencias para que tu pequeña empresa esté al día.

Empieza por decidir el objetivo de tu estudio. Puede ser para evaluar los riesgos, reducir los posibles problemas o crear oportunidades.

El siguiente paso debe ser determinar el estado actual de tu sector y su dirección.

Aporta métricas como el tamaño, las tendencias y el crecimiento previsto, respaldando tus afirmaciones con información relevante.

Una vez que conozcas las perspectivas del sector, analiza el mercado y visualiza a tus clientes potenciales.

Toma nota de datos como su edad, ingresos, género, ubicación y ocupación.

Ahora es el momento de hacer una lista de tus competidores y comparar sus resultados.

Evalúa cuidadosamente a tus competidores y realiza un análisis DAFO. Este proceso puede ayudarte a delimitar tus principales puntos fuertes y tu posición actual en el mercado.

Ahora deberías estar preparado para recopilar datos fácticos, relevantes y valiosos: las mejores decisiones se toman con información bien documentada.

Puedes obtener información adicional directamente de fuentes fiables como las estadísticas oficiales de tu país y las revistas especializadas.

SimilarWeb es una herramienta gratuita de investigación de la competencia que puedes utilizar para acceder a información sobre el tráfico y la estrategia de marketing de tu competencia.

Página de Inicio de SimilarWeb

Para que el formato del plan de negocio sea fácilmente comprensible, incluye los siguientes puntos en tu análisis de mercado:

  • Visión general del sector: investiga el sector para evaluar a tus competidores y comprender la demanda actual. Incluye parámetros como el tamaño, las tendencias y el crecimiento previsto.
  • Mercado objetivo: describe el grupo de consumidores al que se dirigen tus productos y analiza sus necesidades, datos demográficos, tamaño del mercado, ubicación, comportamientos y tendencias.
  • Previsión de precios y ventas: indica el coste de los productos, el número estimado de productos que venderá tu negocio y el beneficio previsto. La previsión de ventas debe estimar las ventas futuras de cada mes para el año siguiente.
  • Competencia: analiza la cuota de mercado, los puntos fuertes y los puntos débiles de tus competidores. Haz un resumen de los resultados a través de la diferenciación y explica por qué tus productos destacan en el mercado.
  • Barreras: identifica cualquier obstáculo al que pueda enfrentarse tu pequeña empresa, como sistemas ineficaces y recursos inadecuados.

Organización y equipo directivo

Describe la estructura jurídica de tu empresa: los tres tipos básicos de entidades jurídicas son la sociedad unipersonal, la sociedad colectiva y la sociedad anónima.

El tipo de negocio más popular es la sociedad unipersonal, que te da el control total de tu empresa. Se trata de una estructura sencilla y fácil de crear con un coste mínimo. Sin embargo, bajo esta estructura, serás personalmente responsable de todas las obligaciones financieras de la empresa.

Si tu empresa tiene varios propietarios, puedes estructurarla como una sociedad colectiva. A pesar de su simplicidad y flexibilidad, el inconveniente es que los socios son personalmente responsables de las obligaciones de la sociedad.

Por último, una sociedad anónima es una entidad jurídica constituida por personas físicas o accionistas. Los propietarios no son responsables de las deudas o los pasivos de la corporación, protegiendo su patrimonio personal.

La principal desventaja es la gran cantidad de dinero que se necesita para constituir una corporación, incluido el mantenimiento de extensos registros.

Una vez que hayas finalizado la estructura de tu empresa, presenta un organigrama que represente gráficamente a sus directivos y empleados.

Estrategia de marketing

Céntrate en tus estrategias para abrirte camino en el mercado y aumentar la demanda.

En resumen, estos son los objetivos clave que debes incluir en tu sección de marketing y ventas.

  • Propuesta de valor único: ofrece un producto o servicio relevante para las personas, atendiendo a sus necesidades y aportando valor. Una propuesta de valor única también distingue tus productos de los de la competencia.
  • Estrategia de precios: método para determinar cuánto dinero debes cobrar por un producto o servicio. Este enfoque te ayudará a generar ventas y a maximizar tus beneficios.
  • Plan de ventas o de distribución: un plan sobre cómo llegar a tus clientes. También se utiliza para medir la eficacia de los canales de distribución.
  • Plan de marketing: un plan de marketing exhaustivo y basado en datos puede brindarte los resultados que buscas. Sin embargo, antes de proceder, recomendamos desarrollar una estrategia de marca.
  • Presupuesto: requiere un análisis profundo de los gastos de marketing previstos. 

Proyecciones financieras (y solicitudes de financiación)

Un plan financiero sirve para ofrecer a los inversores objetivo una visión general de las proyecciones financieras de crecimiento de tu empresa.

Si tienes un negocio nuevo, estas proyecciones pueden ayudarte a presupuestar, medir la rentabilidad y establecer objetivos financieros.

Por otro lado, las proyecciones financieras permiten mantener el rumbo de los negocios ya establecidos, ayudándoles a alcanzar sus objetivos de forma constante.

Muestra el potencial de tu negocio destacando su rendimiento. Incluye el estado de resultados de tu empresa, la proyección del flujo de caja y el balance general.

Es una buena idea añadir gráficos y tablas en las secciones financieras del plan de negocio para sintetizar el crecimiento.

4. Conseguir financiación

Un elemento esencial para el éxito de tu startup es obtener suficiente financiación para el lanzamiento y el crecimiento del negocio.

La mayoría de la gente financia su nueva aventura de negocios con su propio capital o pide prestado dinero a familiares o amigos.

Sin embargo, existen otras opciones, como la inversión ángel, el crowdfunding, las tarjetas de crédito para pequeñas empresas, el capital de riesgo y los préstamos para pequeñas empresas.

La inversión ángel es la opción más sensata para una pequeña empresa. Los empresarios y profesionales exitosos suelen ofrecerse a financiar las empresas emergentes con la expectativa de una alta tasa de rendimiento.

Además, estos inversores aportan beneficios esenciales como el asesoramiento y el consejo, el contacto con posibles empleados y clientes, y el conocimiento de las estrategias de los competidores.

5. Construir un negocio exitoso

Estos son algunos de los elementos esenciales que debes tener en cuenta a la hora de poner en marcha tu propio negocio. Hablemos de los pasos que muchos se olvidan de considerar cuando buscan cómo empezar su negocio por el camino correcto.

Forma un equipo excelente

Las empresas tienen más posibilidades de triunfar si contratan a las personas adecuadas. Para crear un equipo equilibrado, analiza primero tus puntos fuertes y débiles. Busca empleados que puedan complementar las habilidades que tú aportas.

Al iniciar el proceso de contratación, conviene elaborar una estrategia para anunciar el puesto, desarrollar los criterios de selección de los empleados, establecer los pasos del proceso de entrevistas y seleccionar a los entrevistadores adecuados.

El equipo de búsqueda de personal debe crear una descripción del puesto y preparar un paquete de compensación y beneficios competitivo.

Página de Inicio de LinkedIn

Anuncia la oferta de trabajo en plataformas como LinkedIn para encontrar personas del sector con las aptitudes adecuadas. Puedes encontrarlas a través de anuncios de empleo de pago o acceder a ellas a través de la página de tu empresa, tu perfil personal o los grupos de LinkedIn de forma gratuita.

Contactar a vendedores y proveedores

La búsqueda de los proveedores adecuados para tu negocio es otro paso imprescindible para el éxito.

Primero, debes determinar el tipo de proveedor que necesitas.

Puedes elegir un fabricante que produzca tus productos. Sin embargo, si lo que quieres es comprar marcas y productos existentes en grandes cantidades a precios bajos, un mayorista es la mejor opción.

Otra opción excelente es el dropshipping, que consiste en encargar los pedidos de venta a un proveedor que los envíe directamente a los clientes. Este modelo de negocio es muy rentable, ya que requiere un capital mínimo para ponerlo en marcha.

Empezar un negocio de dropshipping con Alibaba

Por ejemplo, Alibaba es un directorio de negocios muy popular a nivel internacional que se utiliza habitualmente para el dropshipping. Ofrece una gran variedad de opciones de búsqueda de productos con proveedores verificados.

Haz una lista de todos los proveedores potenciales y compara sus servicios, ofertas y características. Evalúa sus precios, fiabilidad, estabilidad, ubicación y antecedentes para encontrar el más adecuado.

Una vez que tengas un proveedor en mente, puedes preparar un contrato para discutirlo.

Un documento escrito es vital para registrar todos los términos y condiciones necesarios. Asegúrate de leer el contrato detenidamente antes de finalizar y firmar el acuerdo.

Por último, es crucial mantener una buena relación con tu proveedor para que tu negocio funcione sin problemas. Agenda un tiempo para comunicarte con tus proveedores, supervisar su rendimiento y hacerles llegar tus comentarios e inquietudes cuando sea necesario.

Elige un espacio para tu negocio

Considera los requisitos y necesidades de tu negocio a la hora de elegir una ubicación. Consulta la legislación, mira los sitios de la competencia e investiga las opciones disponibles.

Examina las implicaciones fiscales estatales y locales de tu posible ubicación. El tipo de negocio puede determinar si es más aconsejable buscar un lugar fuera de una zona o municipio particular para obtener un beneficio fiscal.

Mientras preparas tu negocio para el crecimiento, evalúa si tiene más sentido comprar una oficina o alquilar un local comercial. El tipo de negocio dictará el tipo de local que necesitarás.

Por ejemplo, se recomienda un local comercial si vas a vender productos. Por otro lado, puedes montar un espacio de oficina compartido con una sala de reuniones si ofreces servicios profesionales.

6. Hacer el papeleo

Tu plan de negocio parece casi perfecto después de haber conseguido el capital, coordinado con los proveedores y elegido un espacio de oficina. Sin embargo, el funcionamiento de un negocio requiere conseguir varias licencias y permisos antes de su puesta en marcha.

Define la estructura legal de tu empresa

La estructura empresarial influye en tus operaciones diarias, en tus obligaciones fiscales y en tu patrimonio personal. Analiza algunos de los siguientes ejemplos y elige el que ofrezca la mejor protección legal y el mayor beneficio para tu negocio.

La estructura más común para las nuevas empresas y los pequeños negocios es la opción de la sociedad de responsabilidad limitada (SRL). Ésta permite a los propietarios de la empresa, socios o accionistas, limitar sus responsabilidades personales al tiempo que disfrutan de las ventajas fiscales y la flexibilidad de la sociedad.

Por su parte, una sociedad anónima es una entidad jurídica que permite abrir una cuenta bancaria, comprar propiedades, firmar contratos y poner en marcha un negocio. Los accionistas son los propietarios, mientras que los directivos y administradores se encargan de las operaciones.

Registra tu negocio

Tienes que registrar tu empresa ante el gobierno para que se convierta oficialmente en una entidad legal.

En el caso de las sociedades anónimas, hay que preparar los artículos de incorporación. Este documento incluye información como el nombre de tu empresa, los detalles de un agente registrado, la duración de la sociedad y otros detalles similares.

Si eres un empresario individual, debes registrar un nombre comercial que represente a tu empresa. También puedes registrar un nombre de fantasía. Cumplir esta obligación con el gobierno te permite gestionar un negocio con tu nombre y ser la persona de contacto en caso de cualquier problema.

Después de completar el proceso inicial, podrás registrar tu negocio en la agencia de recaudación tributaria y recibir tu número de inscripción a la seguridad social.

Seguros

Contar con un seguro empresarial te ayuda a afrontar los riesgos y proteger las pérdidas a medida que crece tu empresa. Todas las pequeñas empresas y las grandes corporaciones deben solicitarlo para estar plenamente preparadas.

Los tipos de seguro empresarial más comunes para una nueva empresa son la indemnización por accidente laboral, la responsabilidad civil profesional y el seguro de responsabilidad civil general.

La indemnización laboral se ocupa de las lesiones o enfermedades relacionadas con el trabajo de los empleados. Suele incluir atención médica, subsidios por discapacidad y gastos funerarios.

Por otro lado, una póliza de responsabilidad profesional es ideal para las empresas que ofrecen asesoramiento o servicios profesionales. Tiene como objetivo proteger las finanzas de la empresa si un empleado comete un error en la prestación de soluciones a los clientes.

La responsabilidad civil general es la póliza más recomendada para las pequeñas empresas. Esta opción protege a tu empresa de los daños a la propiedad y de las reclamaciones por accidentes en el lugar de trabajo.

Licencias y permisos

Las licencias y permisos comerciales dependerán de tu tipo de negocio y de tu ubicación. Un primer paso crucial es conocer los requisitos en el proceso de solicitud.

Algunas empresas pueden requerir la solicitud de licencias y permisos federales, estatales o locales para operar.

Abre una cuenta bancaria para tu negocio

Abrir una cuenta bancaria empresarial puede ayudarte a controlar el flujo de caja al separar las finanzas de tu empresa del dinero personal.

Para empezar, estudia la posibilidad de abrir una cuenta bancaria comercial tradicional. Considera los costes totales, el número de cajeros y sucursales, el acceso a servicios bancarios online y otras características útiles para tu negocio.

Aunque algunos bancos ofrecen servicios gratuitos, asegúrate de comprobar sus comisiones por transacción. Algunos bancos pueden no cobrar comisiones específicas si mantienes un saldo mínimo, limitas las transacciones y utilizas la opción de pago de facturas.

Una vez que hayas elegido el banco, es el momento de preparar los documentos necesarios. No olvides presentar los documentos que demuestren la legalidad de tu empresa, junto con su nombre y tipo de negocio.

7. Crea un sitio web para tu negocio

Para aumentar la credibilidad de tu negocio, necesitas crear un sitio web profesional. Si está bien mantenido, puede ayudarte a mejorar tu presencia en línea y a construir una relación sólida con tus clientes. También sirve como columna vertebral de tus iniciativas de marketing digital.

El primer paso para crear una página web es comprar un nombre de dominio corto y pegadizo. Comprueba los nombres disponibles con un comprobador de dominios y elige uno que represente tu marca y el nombre de tu empresa.

El siguiente paso es encontrar un proveedor de alojamiento web. Ten en cuenta el tipo de sitio web que quieres y la cantidad de tráfico que piensas obtener.

En Hostinger ofrecemos planes de alojamiento accesibles que se adaptan a sitios web de cualquier tamaño y propósito.

Elegir plan de hosting web en Hostinger para empezar un negocio

El hosting compartido es una excelente opción para sitios web pequeños que no esperan mucho tráfico. Es un buen punto de partida para las pequeñas empresas, ya es rentable y proporciona los recursos suficientes para alojar un blog de tamaño pequeño o mediano o un sitio empresarial modesto.

El precio de los planes de alojamiento compartido oscila entre 0,99 €/mes y 3,99 €/mes.

El hosting WordPress está diseñado específicamente para sitios web de WordPress. Este tipo de alojamiento proporciona suficientes recursos para ejecutar un sitio web de mayor escala en forma de blog, un sitio empresarial o incluso un sitio de comercio electrónico más pequeño.

Los precios de los planes de alojamiento web de WordPress oscilan entre 1,99 €/mes y 9,99 €/mes.

El cloud hosting es ideal para proyectos a gran escala. Proporciona recursos suficientes para ejecutar una cantidad ilimitada de sitios web de cualquier tamaño. También viene con copias de seguridad diarias automatizadas, recursos dedicados y una dirección IP dedicada. El cloud hosting cuesta desde 9,99 €/mes hasta 69,99 €/mes.

Por último, también ofrecemos hosting VPS, que es la opción de alojamiento más versátil para escalar sitios web. El alojamiento VPS viene con una dirección IP dedicada, acceso root al servidor y un gran número de recursos dedicados.

Este tipo de alojamiento es ideal para proyectos más complicados que requieren mucha potencia computacional y un control amplio. El precio del alojamiento VPS oscila entre 3,95 €/mes y 32,99 €/mes.

Una vez que elijas un plan de alojamiento adecuado para la página web de tu empresa, es el momento de analizar las diferentes plataformas de gestión de sitios web.

Los sistemas de gestión de contenidos (CMS) permiten crear sitios web profesionales y administrar el contenido de la web mediante la edición y publicación. Puedes elegir entre distintas opciones de CMS disponibles, como WordPress, Blogger y Joomla!.

WooCommerce es un plugin que puedes utilizar con WordPress para el sitio web de tu negocio. Es una plataforma de eCommerce de código abierto, gratuita y altamente personalizable. Las pequeñas y medianas empresas pueden aprovechar su amplia gama de plugins y temas gratuitos y de pago de terceros para sus tiendas.

También cuenta con una función de blogging incorporada que facilita la publicación de contenidos y refuerza la imagen de marca. Aunque se integra sin problemas con WordPress, WooCommerce es una plataforma mucho más técnica que requiere al menos algunos conocimientos de programación y habilidades técnicas.

Por otro lado, Zyro es una excelente opción para una configuración rápida y asequible. Este constructor de sitios de arrastrar y soltar es sencillo para los principiantes, flexible y ofrece una serie de características útiles.

Con Zyro, puedes construir tu sitio web personalizando las plantillas disponibles. También puedes registrar tu nombre de dominio y realizar SEO en el sitio. Además, todos los planes de Zyro incluyen alojamiento gratuito y acceso a las herramientas de creación de marca con IA, como el generador de nombres de dominio y el creador de logos.

En definitiva, Zyro te ofrece todo lo que necesitas para lanzar tu sitio web. No tendrá tanta libertad creativa para la personalización como una plataforma CMS, pero hará que el proceso sea rápido y sencillo. Los planes premium de Zyro van desde 1,50 €/mes hasta 13,90 €/mes.

8. Lanza tu negocio y enfócate en el crecimiento

El éxito de un negocio no llega de la noche a la mañana. Hace falta tiempo y esfuerzo para que aumenten los beneficios a través de varias acciones.

En primer lugar, hay que estar atento a las necesidades de los clientes. Cuando puedas identificar y comprender a tus clientes, podrás utilizar ese conocimiento y experiencia para desarrollar productos, soluciones y servicios valiosos.

Un buen servicio de atención al cliente es lo siguiente, ya que tiene como objetivo hacer que los clientes se sientan especiales y mantenerlos satisfechos. Procura ayudarles y resolver sus problemas de inmediato. Ve más allá y ofrece tus conocimientos respondiendo a sus preguntas con rapidez y eficacia.

El siguiente paso es la campaña de marketing. Incorpora a tu estrategia de marketing las prácticas de optimización para motores de búsqueda (SEO), el pago por clic (PPC) y las redes sociales para promocionar tu negocio entre un público más amplio.

No basta con animar a la gente a que compre. Tienen que seguir siendo clientes fieles a tu marca a pesar de tus competidores. Sólo si ofreces excelentes servicios y asistencia conseguirás fidelizar a tus clientes.

Para mantener a sus clientes fieles de por vida, muéstrales tu agradecimiento con un programa de fidelización personalizado. Si se trata de descuentos y promociones, debes informarles primero. Este enfoque podría fomentar una conexión emocional entre tu marca y tu público objetivo.

Además, puedes aumentar la confianza en tu marca o negocio usando un correo con dominio propio, el cual puedes obtener con Google Workspace, una herramienta que también te permite comunicarte, colaborar y reunirte con tus equipos de trabajo, editar documentos y dar seguimiento a tareas y proyectos.

9. Escucha a tus clientes, optimiza y modifica cuando sea necesario

Es esencial escuchar las preocupaciones de los clientes para mantenerlos satisfechos. Asegúrate de empezar a resolver los problemas desde el principio de tu recorrido empresarial.

Escuchar a tus clientes crea una relación saludable. Se trata de reconocer sus necesidades y ofrecer soluciones que les ayuden a alcanzar sus objetivos.

Además, recoger las opiniones de los clientes te ayuda a tomar decisiones que pueden mejorar tus productos o servicios.

Para garantizar que tu negocio siga creciendo, es posible que debas considerar algún cambio de rumbo. Cuando el progreso de tu negocio se ralentiza o tiene demasiada competencia, lo más sensato es reorientar tus productos.

Este cambio te permite competir con otras empresas que comercializan y venden los mismos productos que tu negocio. También puedes hacer un giro cuando quieras atraer a un nuevo mercado objetivo, seguir un modelo de ingresos único o utilizar un enfoque diferente para crear productos.

Es esencial saber cómo funciona cada elemento del negocio para predecir lo que ocurrirá al realizar un giro en la empresa. Ten en cuenta que todo debe planificarse mucho antes de su ejecución y realizarse sólo cuando sea necesario.

Preguntas frecuentes de los aspirantes a emprendedores

Empezar un negocio puede ser tan emocionante como agotador. Aunque no hay una fórmula correcta para el éxito empresarial, hemos respondido a algunas de las preguntas más frecuentes para ayudarte a poner en marcha tu negocio sin problemas.

¿Cuál es el mejor negocio para empezar para los principiantes?

Un negocio de eCommerce de dropshipping puede ser una opción rentable y de bajo coste para los principiantes. No tendrás que preocuparte por el almacenamiento o el envío de los productos. Sin embargo, tendrás que encontrar tus propios clientes.

Otra idea es utilizar tus talentos para empezar un negocio. Por ejemplo, si eres fotógrafo profesional, puedes crear y vender cursos online.

Consulta este artículo sobre ideas de negocios online para obtener más inspiración.

¿Cómo empezar un negocio sin dinero?

Una ventaja importante al empezar un pequeño negocio en línea es que no requiere un gran presupuesto.

En comparación con un negocio físico, no hay que considerar los precios del espacio y el alquiler, la ubicación y las tarifas de las licencias. Todo lo que necesitas es una idea de producto y un mercado donde operar.

Para ahorrar aún más dinero, empieza con un pequeño negocio que no requiera costes de producción, como los cursos en línea, el ghostwriting u otros servicios y productos similares.

¿Cuánto cuesta empezar un negocio?

El lanzamiento de una pequeña empresa tiene un valor de entre 3.000 y 5.000 euros.

Las necesidades de financiación para poner en marcha tu propio negocio variarán en función del tipo y el tamaño del mismo. Dado que los gastos siguen aumentando a medida que el negocio crece, es esencial planificar con antelación los gastos repentinos o inesperados.

Conclusión

Ahora que ya sabes cómo empezar un negocio propio desde cero, ten en cuenta que hacerlo crecer rápidamente no debe ser tu objetivo principal.

Para que tu marca prospere, es necesario dedicar una gran cantidad de esfuerzo y tiempo a analizar las necesidades de los clientes, ofrecerles un buen servicio y fidelizarlos.

Con toda la información que te hemos proporcionado, esperamos que estés más que preparado para empezar y hacer crecer tu propio negocio.

Author
El autor

Betania V.

Betania es una redactora apasionada por el marketing digital y la creación de sitios web. Escribe tutoriales y realiza análisis SEO en el equipo de Contenido de Hostinger. En sus ratos libres, disfruta de bailar, cantar o mirar una buena película de cine clásico.