¿Qué es un CDN? Content Delivery Network

Un CDN (Content Delivery Network) es un grupo de servidores distribuidos en diferentes ubicaciones geográficas de todo el mundo para permitir la entrega rápida del contenido de un sitio web. También se conoce como red de distribución de contenidos.

Cuando un usuario se conecta a un sitio web, la distancia física entre él y el servidor de alojamiento web afecta al tiempo que tarda el contenido en aparecer en la pantalla. Además de reducir el consumo de ancho de banda, la red de centros de datos distribuida globalmente mejora la velocidad de entrega de los contenidos para los usuarios, independientemente de su ubicación en relación con el servidor principal.

Para conseguirlo, un sistema de caché almacena copias temporales de los archivos del sitio web en el servidor proxy más cercano al usuario, acelerando el tiempo de carga de la página.

Si estás interesado en conocer un CDN y su funcionamiento, este artículo puede ser el adecuado para ti. Hablaremos de qué es un CDN, cómo funciona, sus ventajas y cómo elegir el proveedor de CDN adecuado.

¿Cómo funciona un CDN?

Para saber cómo funciona un CDN, primero debes entender qué son los servidores web de origen y de borde (edge). Un servidor de origen es un ordenador que aloja la versión original de los archivos de tu sitio web.

Por otro lado, un servidor edge o CDN es un ordenador que puede almacenar en caché copias del contenido web recuperado de un servidor de origen. Los servidores edge o de borde se encuentran en centros de datos físicos repartidos por todo el mundo, formando una red distribuida geográficamente.

Las ventajas de un CDN dependen del tamaño de tu sitio, de la ubicación del servidor en relación con tu fuente de tráfico principal y de la cantidad de tráfico generado. Por ejemplo, una empresa local con una ubicación física que da servicio a una pequeña zona geográfica no obtendrá grandes beneficios de una red de distribución de contenidos.

Sin embargo, si eres propietario de un negocio e-commerce y necesitas un mayor alcance o si tu sitio web genera mucho tráfico desde diversas ubicaciones globales, un CDN eficiente y rápido te ayudará a mantener tu ventaja competitiva.

Para ayudarte a entender las ventajas de usar un CDN, comparemos el proceso de entrega de contenido web entre dos sitios web: uno sin CDN y otro que la usa.

Cuando un usuario accede a un sitio web sin CDN, el navegador se conecta al servidor de origen y solicita el contenido del sitio. Además de entregar los datos solicitados, el servidor de origen responde a cada solicitud posterior del usuario. Los archivos estáticos se almacenan en caché localmente en el ordenador del usuario.

Todo el proceso consiste en que el usuario envía solicitudes al servidor de origen y éste responde entregando el contenido del sitio web. Este procedimiento es el mismo independientemente de la ubicación geográfica del usuario.

El problema surge cuando el usuario final está lejos del servidor de origen. Cuanto mayor sea la distancia entre ambos, más tardará la página en cargarse.

Además, como el servidor de origen gestiona todas las peticiones de los usuarios, el rendimiento de la web puede verse afectado cuando la carga de trabajo aumenta debido a los picos de tráfico.

Por el contrario, cuando un usuario accede a un sitio web con un CDN, el navegador se conecta y solicita el contenido del sitio a uno de los servidores de borde. El servidor elegido suele ser el más cercano al usuario final para reducir el tiempo de espera. El uso de varios servidores de caché distribuye el tráfico y evita la sobrecarga del servidor.

A continuación, el servidor de borde reenvía la solicitud al servidor de origen. Tras obtener los datos del servidor de origen, el servidor de borde los entrega al usuario final y almacena los archivos en la caché local.

Esto significa que el servidor de borde servirá todas las solicitudes posteriores utilizando los archivos almacenados en caché sin tener que volver a obtener los datos del servidor de origen. El contenido de Internet almacenado en el borde de la red también puede ser entregado al usuario final incluso si el servidor de origen se vuelve inaccesible.

Por ello, el uso de un CDN puede mejorar el rendimiento de la web y la experiencia del usuario.

Entendiendo los servicios de CDN a través de un ejemplo

Pintaremos un escenario hipotético para ayudarlo a comprender mejor el funcionamiento interno de un CDN.

Digamos que opera una tienda en línea con sede en los Estados Unidos. Su sitio web de comercio electrónico está alojado en un servidor de origen ubicado en Nueva York. Este servidor web almacena todos los archivos de su sitio web.

Sin un CDN, lo más probable es que un cliente que acceda a su sitio web desde Tokio se enfrente a un sitio de carga lenta. Esto se debe a que existe una gran distancia entre la ubicación geográfica del visitante del sitio y el servidor de origen de su sitio.

El uso de un CDN acelerará los tiempos de carga de la página. Con un CDN, cuando el usuario con sede en Tokio solicita contenido de su sitio web, el navegador recuperará datos de uno de los servidores perimetrales del CDN o puntos de presencia repartidos por todo el mundo, normalmente el más cercano a la ubicación del usuario.

Conectarse a un servidor CDN cercano reduce la distancia entre el usuario y el servidor, lo que mejora la velocidad de entrega del contenido.

Por lo tanto, los visitantes de su sitio podrán disfrutar de una velocidad rápida del sitio, independientemente de su ubicación geográfica.

¿Cuáles son los beneficios de usar un CDN?

Para explicar con más detalle por qué configurar una red de entrega de contenido es un paso crucial en la creación de un sitio web, esta sección analizará las ventajas de usar un CDN con más detalle.

Reducir el consumo de ancho de banda

Uno de los mayores gastos con algunos servicios de hosting web es el ancho de banda. Reduzca los costos de alojamiento al conservar la cantidad de ancho de banda que se necesita para manejar su tráfico a través de la multiplicación de puntos de presencia.

Una red de entrega de contenido (CDN) utiliza métodos de optimización como el almacenamiento en caché, que implica colocar archivos estáticos en almacenamiento temporal en diferentes computadoras para facilitar el acceso. Estos métodos ayudan a reducir la carga de trabajo general del servidor y el consumo de ancho de banda.

El contenido estático se refiere a los datos entregados al usuario final sin ninguna modificación. Estos archivos son los mismos para todos los usuarios, independientemente de quién los solicite. Los ejemplos incluyen archivos multimedia como imágenes y videos, así como archivos HTML, CSS y JavaScript.

Por otro lado, el contenido dinámico son los datos que no se pueden almacenar en caché en un servidor perimetral. Esto se debe a que el contenido entregado puede diferir según variables como las credenciales del usuario o las ubicaciones geográficas. Sin embargo, la infraestructura de red de un CDN avanzada y los algoritmos de enrutamiento de solicitudes pueden ayudar a agilizar la entrega de contenido dinámico.

En resumen, las tecnologías combinadas que utiliza un CDN son útiles para equilibrar la carga y reducir los costos de ancho de banda.

Aumentar la velocidad y el rendimiento generales

Uno de los mayores contribuyentes a las altas tasas de rebote es la latencia. Este es el retraso entre un usuario que se conecta a un sitio y el contenido de la página web que aparece en la pantalla. Suele ocurrir debido a las siguientes razones:

  • Retrasos en la lectura de archivos debido al almacenamiento bloqueado.
  • Contratiempos en el procesamiento de datos desde el servidor web.
  • Tipo de transmisión de datos, como una red de fibra óptica frente a cables coaxiales.
  • Propagación, o la velocidad a la que los datos viajan de un nodo a otro.


Muchos de estos problemas se pueden resolver o reducir en gran medida mediante el uso de una red de entrega de contenido eficaz. La implementación de numerosas estrategias de optimización de sitios web también ayudará a mejorar la velocidad y el rendimiento del sitio.

Combinados, estos esfuerzos también ayudarán a los motores de búsqueda a comprender mejor su sitio. Como resultado, su clasificación en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP) mejorará, aumentando el tráfico del sitio.

Consejo profesional

Si está utilizando WordPress para crear su sitio web, consulte nuestra guía sobre cómo acelerar un sitio web de WordPress.

Mejorar la seguridad del sitio web

Cuando toda la transferencia de datos se realiza desde un solo servidor, aumenta tu vulnerabilidad a eventos maliciosos como ataques de denegación de servicio (DDoS) y otras vulnerabilidades.

Los ataques DDoS son solicitudes coordinadas de información realizadas desde múltiples ubicaciones geográficas y por diferentes usuarios en un momento determinado. También se pueden implementar automáticamente a través de bots. El propósito es hacer que los servidores de origen se bloqueen debido a la sobrecarga de tráfico web. La intención detrás de tales ataques puede variar, desde pura travesura hasta extorsión y chantaje.

Los ataques pueden continuar durante horas o incluso días, haciendo que el sitio web pirateado sea inaccesible. El uso de filtros DDoS y la difusión de consultas en varias ubicaciones ayudan a mitigar estas explosiones de tráfico.

Un CDN también puede mantener alejados a los piratas informáticos y proteger los datos confidenciales de los ataques de ciberseguridad. Esto se puede lograr porque los CDN desvían el tráfico web del servidor original a los servidores proxy, lo que hace que la fuente principal sea prácticamente invisible.

También actualizan los certificados SSL/TLS continuamente para proteger las transferencias de información mediante la autenticación y el cifrado de datos. Estos certificados garantizan que se sigan los protocolos de seguridad de datos al permitir que solo el destinatario previsto acceda y vea la información. Cuando un sitio web tiene un certificado SSL/TLS, la URL comienza con https:// en lugar de http://.

Puedes comprar un certificado SSL/TLS u obtener uno gratuito de autoridades de certificación de confianza como Let’s Encrypt. Muchos proveedores de alojamiento web también ofrecen certificados SSL/TLS gratuitos como parte de sus planes. Por ejemplo, todos los planes de alojamiento web de Hostinger incluyen certificados SSL/TLS gratis.

Optimizar la distribución y disponibilidad de contenidos

Además de la velocidad de distribución de contenidos, la disponibilidad o redundancia de los mismos es de suma importancia. Esto se refiere al hecho de asegurarse de que el contenido sigue siendo accesible independientemente del tráfico o de un fallo de hardware.

Las grandes cargas de tráfico y el mal funcionamiento del hardware pueden provocar tiempos de inactividad que la mayoría de los sitios web simplemente no pueden permitirse. Dado que la capacidad de tráfico de un CDN supera a la de los servidores de origen, el uso de una puede ayudar a evitar interrupciones en el funcionamiento normal del sitio web, garantizando que éste permanezca en línea y pueda ofrecer contenidos en todo momento.

Al distribuir el tráfico en varios servidores CDN, tu infraestructura de red principal tendrá una carga más ligera que soportar. Este sistema también garantiza que, en caso de que algunos servidores sufran una interrupción, la gente pueda seguir accediendo al sitio web, ya que otros servidores operativos se encargarán del tráfico de la red.

Estos son algunos ejemplos de quiénes pueden obtener los mayores beneficios de la entrega de contenidos en Internet con un CDN:

  • E-commerce. Estos sitios web suelen tener grandes cargas de tráfico y necesitan gestionar solicitudes de muchas ubicaciones diferentes. Si el sitio no mantiene la disponibilidad del contenido, el negocio puede perder importantes beneficios. Un CDN puede ayudar a evitar caídas en el servidor y mejorar el tiempo de carga de las páginas.
  • Publicidad. Los anuncios basados en multimedia pueden tener un mayor alcance que los métodos tradicionales de publicidad. Sin embargo, estos anuncios también requieren muchos recursos, lo que puede dar lugar a malos tiempos de carga del sitio web. Las empresas de publicidad pueden utilizar las redes de distribución de contenidos (CDN) para resolver este problema y almacenar los datos en caché más cerca del usuario final, haciendo que el contenido se cargue mucho más rápido.
  • Juegos online. Uno de los mayores retos del sector de los juegos online es averiguar cómo seguir ofreciendo las mejores experiencias de juego en todo el mundo. La tecnología CDN permite que los juegos online tengan “push zones”, lo que significa que los desarrolladores de juegos pueden almacenar grandes cantidades de datos en servidores de borde.
  • Entretenimiento. El contenido es el corazón de la industria de los medios de comunicación y el entretenimiento. Empresas como Netflix y Spotify dependen del proceso de entrega de contenidos de forma rápida y eficiente a millones de personas cada día. Estos servicios utilizan los CDN para garantizar una rápida entrega de contenidos web, independientemente de dónde se encuentren los usuarios finales.

¿Cómo elegir un proveedor de CDN?

Los diferentes proveedores de servicios CDN ofrecen diversas características y ventajas.

Mientras que algunos proveedores de CDN ofrecen servicios gratuitos, otros proporcionan servicios de DNS gratuitos y premium. Cloudflare, conocido por ser uno de los proveedores de CDN más fiables, entra en esta última categoría.

Algunos elementos clave que debes tener en cuenta al examinar los distintos servicios de CDN son tu presupuesto y tus requisitos, incluidas las necesidades previstas en caso de crecimiento futuro.

La siguiente es una lista de características que deben tener los buenos servicios de CDN:

  • Funcionalidad push o pull. Los propietarios de la web deben poder decidir qué método de almacenamiento en caché se adapta mejor a su tipo de sitio web.
  • Escudo de origen. Esta característica actúa como una capa adicional de almacenamiento en caché entre un servidor de origen y los servidores de borde del CDN, reduciendo la carga de trabajo general en la fuente primaria.
  • Funciones de registro. Permiten a los usuarios buscar, almacenar, analizar y supervisar los datos y eventos de registro de los proveedores de CDN.
  • Control de caché. Esta cabecera de caché HTTP permite a los usuarios determinar cómo o cuándo se deben almacenar en caché los recursos del sitio web junto con su tiempo de caducidad.
  • Capacidades de personalización. Elige un servicio que te permita modificar un CDN para adaptarlo a tus necesidades. Por ejemplo, algunos proveedores de CDN dan a sus usuarios acceso para personalizar la entrega de activos, la estrategia de SEO, las medidas de seguridad y la experiencia móvil.
  • Protección DDoS. Aunque un CDN puede ocultar la dirección IP de origen, sigues necesitando una capa adicional de seguridad para desviar los ataques de la capa de red, evitando que los hackers puedan entrar en tu sitio web.
  • Compatibilidad con HTTP/2. Asegúrate de que el CDN es compatible con HTTPS, que es mucho más seguro y proporciona un rendimiento web más rápido que el protocolo HTTP normal.
  • Diagnóstico, análisis e informes. Estas herramientas son necesarias para controlar la salud general de un servidor de origen y optimizar la configuración del CDN.
  • Filtrado geográfico. Especifica las rutas en tu punto final del CDN y determina las reglas para restringir ciertos contenidos web en función de la ubicación.

Conclusión

Si quieres mantener un rendimiento web de alta calidad y una experiencia de usuario a medida que crece tu presencia online, una red de entrega de contenidos fiable es una inversión que merece la pena. Es especialmente importante si tu sitio web tiene un amplio alcance de audiencia en todo el mundo.

En este artículo, hemos hablado de lo que es una red de entrega de contenidos (CDN), cómo funciona, las ventajas de utilizarla y lo que hay que buscar cuando se busca entre los proveedores de CDN.

El uso de un grupo interconectado de servidores CDN repartidos por todo el mundo puede ayudar a reducir el uso del ancho de banda, proporcionar un equilibrio de la carga, mejorar la velocidad y el rendimiento del sitio, reforzar la seguridad del sitio y ofrecer una entrega rápida del contenido web para todos los visitantes del sitio en todo el mundo.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber más sobre el CDN y cómo puede mejorar un sitio web. Si tienes más preguntas u opiniones, deja un comentario a continuación.

¿Qué es un CDN? FAQ

En esta sección, responderemos a las preguntas más comunes relacionadas con las redes de distribución de contenidos.

¿Es un CDN lo mismo que un servicio de alojamiento?

Los CDN ayudan a mejorar el rendimiento del sitio web. Mejoran la velocidad de entrega del contenido de los servidores alojados con el almacenamiento en caché y otros métodos para conservar el ancho de banda. Mientras que un servicio de alojamiento web proporciona una plataforma para alojar un sitio web, un CDN proporciona los proxies para distribuir su contenido de forma más eficiente.

¿Necesito un CDN para mi sitio web?

Te beneficiarás de un CDN si tu sitio web tiene un amplio alcance de audiencia. Un CDN es una herramienta valiosa para los propietarios de sitios web que quieran protegerlos de ataques de ciberseguridad y ofrecer un rendimiento web de alta calidad a los visitantes del sitio, independientemente de su ubicación geográfica.

¿Funciona el CDN con los dispositivos móviles?

Sí. Los CDN funcionan con cualquier dispositivo de escritorio o móvil que pueda conectarse a Internet. Todos los procesos se realizan desde la fuente, no en el extremo del usuario.

¿Cómo configurar un CDN?

Consulta nuestro tutorial sobre cómo configurar el CDN de Cloudflare para un sitio web de WordPress. Si utilizas cualquier otro CMS, el proceso será bastante similar.

Author
El autor

Gustavo B.

Gustavo es un apasionado por la creación de sitios web. Se enfoca en la aplicación de estrategias SEO en Hostinger para España y Latinoamérica, así como la creación de contenidos de alto nivel. Cuando no está aplicando nuevos trucos en WordPress lo puedes encontrar tocando la guitarra, viajando o tomando un curso online.